Saltear al contenido principal
+58 212 6187355 | INFO@GRUPODOTCOM.COM

El síndrome de «Burnout» y el desgaste del programador

El Síndrome De «Burnout» Y El Desgaste Del Programador

Dicen que uno de los trabajos más demandados y con una remuneración media más digna es el de Programador, pero a cambio, es probablemente uno de los empleos que no solo más concentración requiere, sino que también exige aprendizaje continuo.

Cuando se habla del trabajo de un programador la gente se imagina empresas geniales, donde hay mesas de billar y de ping-pong, donde puedes tele-trabajar mucho y tienes mucha flexibilidad horaria, no tienes que trabajar de cara al público y además puedes ir vestido prácticamente como te da la gana.

Por supuesto, como cualquier empleo, tiende a acarrear una serie de enfermedades profesionales, en especial las relativas al sedentarismo y problemas con la vista o posturales. Pero también hay una cara oculta que no recibe cobertura en los medios de comunicación y que es casi un tema tabú del que no se puede hablar en la industria del desarrollo del software. Ese lado oscuro es el alto índice de estrés laboral (o burnout ocupacional) que existe en el sector.

A la mayoría de los desarrolladores de software les cuesta admitir públicamente que sufren estrés laboral ya que se espera que un buen programador pueda trabajar en grandes proyectos con plazos muy ajustados, programando, haciendo pruebas, identificando errores y subsanándolos, y aprendiendo la tecnología necesaria para llevarlos a cabo con la mejor calidad posible. Por lo tanto, no queda bien en el historial de un programador haber padecido este síndrome.

¿Qué es el síndrome del Burnout Ocupacional?

La frase «Estoy taaaan desgastado por el trabajo» está tan trillado ya que, como otras muchas cosas hoy en día, se ha trivializado y ha perdido su verdadero significado. Se ha convertido casi en una muletilla más que usamos cuando hablamos con amigos y familiares.

Una cosa es tener un mal día, o una mala semana en el trabajo, y otra es estar desgastado de verdad. Si estás quemado o desgastado de verdad y padeces este síndrome, el problema interfiere en tu salud y en tu calidad de vida en general.

El síndrome de desgaste profesional es un padecimiento que a grandes rasgos consistiría en la presencia de una respuesta prolongada de estrés en el organismo ante los factores estresantes emocionales e interpersonales que se presentan en el trabajo, que incluye fatiga crónica, ineficacia y negación de lo ocurrido.

Desgraciadamente este síndrome no se ve venir hasta que ya es demasiado tarde, pero si detectas los síntomas a tiempo puedes desactivarlo.

¿Cuáles son los síntomas de desgaste laboral que concurren en ti, como programador?

Síntomas del Síndrome de desgaste laboral o burnout

  1. Agotamiento físico y emocional, incluye:
    • Fatiga crónica
    • Insomnio
    • Concentración disminuida
    • Dificultad para respirar y dolor de pecho
    • Depresión inmunológica y más enfermedades
    • Pérdida de apetito
    • Ansiedad crónica
    • Depresión y sentimiento de odio y culpabilidad
  2. Sentimiento de cinismo y desapego al trabajo, incluye:
    • Falta de disfrute en el trabajo
    • Pesimismo y negatividad
    • Desapego al trabajo y al entorno
    • Aislamiento social
  3. Sentimiento de ineficiencia y de no sentirse realizado, incluye:
    • Apatía, sentimiento de inutilidad y desasosiego
    • Irascibilidad por motivos laborales
    • Falta de productividad y rendimiento

El burnout te puede arrebatar tu forma de ser y vivir. Puede hacerte perder el trabajo, tu familia y amigos y tu sentido de valía y tu autoestima. Si vas por esa espiral es importante que lo sepas detectar para poder hacer algo al respecto.

Todos estos síntomas pueden llevar a la incapacidad de funcionar bien a nivel personal y laboral. Aunque alguno de ellos, en las tres áreas enunciadas, se solapan, cada una de ellas tiene una sintomatología propia. Muchas son parecidas a la del estrés, ya que la diferencia entre estrés y desgaste laboral es un tema de grado. La mejor forma de prevenir el burnout es identificar estos síntomas cuanto antes en sus grados menos graves, ya que a menor intensidad, más fáciles son de aliviar.

¿Por qué sufren desgaste profesional los programadores?

El burnout parece tener una mayor incidencia entre programadores que entre profesionales de otros sectores. No se sabe por qué ocurre, pero se supone que se debe a una serie de razones obvias, aunque son ideas sin fundamento científico, deducidas de nuestro entorno de trabajo:

  1. La primera es física. Estar todo el día sentado delante del ordenador no es nada sano y te aletarga, lo que a su vez te lleva a estar constantemente comiendo cosas que estimulan el organismo (azúcares, refrescos, etc..), que afectan al sueño y demás. Y al final esto genera un sentimiento de resignación, que al final degenera en resentimiento hacia el trabajo, ya que «cambiar de vida» implica «cambiar de trabajo» en la cabeza de una persona en esta situación.
  2. La segunda razón implica el hecho de que la programación es un trabajo cognitivo muy intensivo y estresante, y la fatiga mental tiene un peaje.
  3. En tercer lugar, como programador puedes llegar al desgaste profesional porque el trabajo que haces en el fondo te aliena un poco el alma y es en ocasiones poco gratificante. Trabajas encerrado en ti mismo y las medallas, muchas veces, se las cuelgan otros. La única solución para esto es tomarte tiempo libre y hacer cosas que te ayuden a conectar con tu alma para identificar en qué te gustará trabajar sin pensar en el dinero como un factor a tener en cuenta.
  4. Y en cuarto lugar, el desgaste laboral se coge cuando de forma repetida haces muchos sacrificios y pones mucho esfuerzo en solucionar problemas que corren un gran riesgo de no poder ser solucionados fácilmente y se fracasa por norma. Lo raro es solucionarlos. Tu estado mental es de predicción pesimista por defecto y al final condicionas a tu cerebro para que piense que el trabajo equivale a fracaso. Y en la programación de software el fracaso es una constante.

Consejos para gestionar el desgaste laboral en fases leves

Algunos de estos consejos son tan básicos que sirven de ayuda para cualquier persona que trabaje en lo que trabaje, y otros son específicamente para programadores. Si piensas que estás en una fase más severa, por favor busca ayuda de un profesional.

Consejos básicos para todo el mundo

  • Come bien. No creas que te tienes que hacer vegano para sentirte bien. Empieza con pequeños pasos, como beber agua y menos bebidas calóricas poco nutritivas, comer más hidratos compuestos y vegetales, mide tus raciones y evita empachos. Estas normas básicas de alimentación por sí solas ya hacen que puedas sentirte mejor.
  • Duerme bien. Eso incluye dormir de manera profunda y suficiente. Hay muchas cosas que puedes hacer para dormir mejor. Un consejo específico para programadores es reducir la exposición a la luz azul, ya que parece afectar los ciclos del sueño y producir insomnio. Esto se puede hacer instalando apps que hace que el color de tu pantalla se adapte a la hora del día.
  • No trabajes más de la cuenta. Se ha demostrado muchas veces que la productividad desciende enormemente tras cuatro horas de concentración plena. Es imposible mantener el nivel de productividad en trabajos de alto nivel cognitivo e intensivo como el de la programación a largo plazo.
  • Incorpora técnicas de gestión del tiempo tipo Pomodoro en tu vida laboral. Es simple pero efectivo para ser productivo como programador, a la par que te permite tomar descansos entre tareas. La técnica Pomodoro implica 25 minutos de concentración plena. Como mejor funciona es si estableces un objetivo concreto para cada Pomodoro. En un escenario ideal, cada descanso debería ser lejos del ordenador. Andar por las escaleras de la oficina, ir a comer una manzana en otra dependencia o cualquier acto que implique 5 minutos de desconexión física y mental sirve. Existen otras formas de organizar el tiempo y las tareas. Cada uno debe buscar la que mejor le funcione, pero siempre debe haber un plan que contemple descansos, priorización y objetivos.
  • Mantente activo, muévete. Para mantenerse activo basta con elegir las escaleras en vez del ascensor, aparcar un poco lejos para obligarte a andar cada vez que coges el coche, ir al trabajo en bici o cualquier otra forma que se te ocurra de incorporar movimiento a tu rutina, para sentirte mejor y no tener la sensación de que estás delante del ordenador todo el santo día.

Consejos específicos para programadores

  • Haz experimentos, invéntate retos a modo de juego, aprende cosas nuevas, haz prototipos. Es muy rentable y productivo a largo plazo hacer las cosas de la mejor forma posible. Por ejemplo, desarrollar una aplicación de gestión o una página web con un back-end potente de la misma manera. Sin embargo, con el tiempo, se vuelve aburrido y te chupa la sangre. La programación tiene su componente de ingeniería y de utilización de prácticas sobradamente demostradas para producir software… Pero también tiene que ser divertido, innovador, un banco de pruebas controladas, etc. para intentar probar cosas nuevas. Dedicarle un 20% de tu tiempo a trastear con nuevas tecnologías es una de las formas más efectivas de evitar el desgaste laboral en el oficio de la programación. Cuando digo trastear me refiero a probar nuevas bibliotecas, crear cosas divertidas y no tan relacionadas con el día a día del trabajo. o dedicarle tiempo a aprender algo fuera de tu zona de confort.
  • No te pases todas tus horas de trabajo detrás de una pantalla. Hay cosas de trabajo que irremediablemente se tienen que hacer detrás de un ordenador, pero hay otras, las menos, que sí te permiten salir de vez en cuando y estar en el mundo. Si programas probablemente habrás sentido la soledad del programador y otras adversidades varias. Por ello es importante ir a meetups o conferencias y escuchar a otros programadores y aprender de sus experiencias, ya que te sirve para estar al corriente de la industria y para que tengas más consciencia. A nadie le caen bien los quejicas, pero escuchar las luchas diarias de otros programadores sirve de alivio, y también se aprende cómo cada programador supera dichas dificultades en su lugar de trabajo.
  • Invierte en tu equipo de trabajo y crea un buen espacio para trabajar. Si tele-trabajas depende de ti. Ten un buen ordenador que vaya rápido, ten una buena mesa y una buena silla, un par de monitores, cascos de buena calidad que te aíslen de los ruidos, etc. Si trabajas todo el día en la oficina insístele a tu empresa que invierta en ello, y si no lo hace, hazlo tú para ti.
  • Domina tus herramientas de desarrollo. Tener buenas tecnologías a tu disposición para programar hará que todo sea más divertido, pero si las dominas a fondo serás más productivo, tendrás más tiempo libre y tu trabajo en términos generales será más gratificante. Esto ya lo sabes, pero si te sabes desenvolver a la perfección con la tecnología que usas en tu día a día, te vas a sentir mejor a largo plazo por todos los motivos señalados arriba, alejando los fantasmas del burnout.
  • Haz cosas con tu tiempo libre. Esto, que resulta una obviedad, es algo que no todo el mundo hace. Tienes que tener una vida fuera del trabajo como programador si no quieres terminar odiándote a ti mismo y desarrollando sentimientos de resentimiento. Además, las cosas fuera del ámbito del trabajo, además de despejarte la mente, te pueden servir de inspiración para hacer cosas más creativas en tu trabajo.
  • Nunca descartes cambiar de proyecto o incluso de puesto de trabajo. No se trata de cambiar de profesión, pero hay puestos de trabajo relacionados con el tuyo que igual te hacen más feliz. O quizás el proyecto en el que estás ya no te motiva como antes porque tú has cambiado y no está alineado con tu forma de pensar y ver la vida. Pues no pasa nada, hay más vida detrás de tu empresa y es deseable que las personas trabajen haciendo lo que les gusta.
  • Haz tareas rutinarias y tenlas planificadas. Haz cosas que sabes que vas a poder terminar en el día a día, como pruebas de código y de aplicaciones, documentación de partes del código, la mejora de la nomenclatura de variables y demás tareas «finitas», te ayudarán a sentirte útil y más feliz con tu desempeño laboral. Parece una tontería pero es realmente efectivo a la hora de espantar al síndrome del desgaste laboral.

No existen fórmulas mágicas para vencer el síndrome del burnout. laboral ya que cada persona es diferente y todos los casos tiene matices. Sin embargo, las cosas enunciadas arriba han funcionado para otros programadores y te pueden ser útiles a ti.

Visto en: www.wikipedia.org, www.campusmvp.es